Publicado el 17 de Nov, 2021

Proyecto único en la región: 16 apicultores de Prodesal San Esteban analizarán sus mieles para conocer su calidad y propiedades

  • En sesión extraordinaria, el Alcalde Ortega y los concejales de San Esteban valoraron la instancia que por primera vez se construyó tras conocer la opinión de directivos, profesores, padres y apoderados y escolares.

Un proyecto único en la región están llevando adelante 16 apicultores de distintos puntos de la comuna apoyados y asesorados por los equipos de Prodesal San Esteban. Se trata de la realización de un exhaustivo análisis de sus mieles, con el propósito de conocer la calidad y las propiedades, lo que sin duda significará un valor agregado por sus producciones.

Precisamente, este martes, los productores arribaron con sus muestras hasta el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), ente que será el encargado de realizar los testeos que, en un par de semanas, arrojarán los resultados deseados.

Uno de los primeros apicultores en participar de esta iniciativa, financiada en un 90% por INDAP, es Julio Figueroa, quien manifestó que “de acuerdo a las necesidades que hemos presentado los apicultores, y gracias a los profesionales de Prodesal San Esteban, pudimos sacar adelante este proyecto que nos permitirá dejar una huella para las próximas generaciones, sobre todo, en cuanto al conocimiento de cómo y de qué calidad es la miel que producimos”, manifestó.

Opinión similar tuvo otra productora local, Verónica Calderón, de Los Chacayes Altos. Para ella, estas pruebas sentarán un precedente para que otros apicultores levanten proyectos que les permitan conocer sus miles: “Es muy importante porque implicará que conozcamos la calidad y origen de nuestro producto. Así, le daremos un valor agregado a nuestra producción y haremos crecer este rubro en la comuna”.

Por su parte, Valeska Herrera, Extensionista técnico de Prodesal San Esteban, afirmó que “en la búsqueda permanente de mejorar lo que nuestros apicultores producen, es que postulamos a este proyecto. Existe un fuerte interés por saber si sus mieles contienen propiedades curativas o antioxidante, por ejemplo, y eso se ha realizado con un trabajo sustentable y orgánico”, detalló.

Junto con este análisis, que demorará dos semanas, INIA también realizará a los usuarios y profesionales una capacitación y nivelación para comprender los resultados finales.